Mareas de venganza.Dos visiones del conflicto


#3307

Vaya vaya, giro inesperado del guión :thinking:


(Eilyria) #3308

El problema es que llevo tanto tiempo sin escribir que ya no recuerdo como pensaba continuarla. :sweat_smile:


#3309

Hême iba ya por la cerveza número sesenta cuando el comunicador de la Legión comenzó a brillar con intensidad. El Illidari lo cogió y lo activó para escuchar el mensaje del paladín. Del comunicador salió una voz melodiosa: <<Reunámonos en el Salón Juego de Manos, en Dalaran.>> Al terminar, el comunicador se apagó. El cazador de demonios guardó el dispositivo en sus ropajes y se levantó de la mesa, dejando unas monedas sobre el mueble.
Salió de la taberna y se dirigió rápidamente a la sala de portales, situada en la muralla del Valle de la Fuerza. Una vez allí usó el portal a Azsuna y alzó el vuelo para dirigirse a la ciudad flotante, a la que llegó en pocos minutos. Encaminó sus pasos a la taberna y se sentó en una mesa apartada, pidiendo tres jarras de cerveza para esperar al paladín y a la sacerdotisa.


(Menelwie) #3310

Habían citado al cazador de demonios al caer el sol,pero decidieron pasar el día en Dalaran.
Menel se acercó a los hilos del destino,necesitaba que el sastre Filosol le fabricara unas cuantas togas de abrigo y a ser posible que se fueran adecuando al crecimiento de su vientre,y ropa de bebé,aun era pronto pero su vida no era tranquila y nunca sabían cuando podían tener un día libre ambos juntos.Sus distintas obligaciones los mantenían apartados más de lo que quisieran y era hora de empezar a planear con tiempo todo lo relacionado con el nacimiento de sus hijos.
Al pasar por la tienda del juguetero Jeppeto Menel no pudo resistir la tentación de entrar.Argent alzó una ceja por respuesta pero no dijo nada.
Cuando la sacerdotisa kaldorei se paró a mirar los distintos carruseles el paladín puso cara de pánico,no pudo evitar soltar una carcajada.
-Solo los contemplaba amor-dijo ella aún entre risas.
-Mmm bueno bien mirado en la entrada…-dijo Argent pensativo.
-No,nada de carruseles.
Jepetto les mostró su colección de juguetes,y se decidieron por un tren,un par de muñecas,un escacharratrenes,aunque ambos se temían lo peor,y un par de espadas de gomaespuma.Serían una buena forma de empezar a entrenar cuando tuvieran la edad suficiente.
Menel se paró a pensar en que más necesitarían sus bebés.Cunas!! y una bañera.Pero no era Dalaran el sitio donde las encargarían,los enanos de Ventormenta habían demostrado ser unos magníficos talladores cuando encargó la pipa por el aniversario de Argent.Lo apuntó mentalmente en su lista.Otra cosa y esa era más urgente era pasar por algún tipo de visita médica.Aunque tras el corte de su mano y la curación por parte de sus bebés se sentía segura en cuanto al crecimiento de sus hijos,nunca estaba de más.Pero ese tema la traía de cabeza.Un medico de la Alianza? tendría muchas cosas que explicar,aunque a estas alturas dudaba que no hubiera nadie de su facción que conociera ya su situación.
Arrugó el ceño ante el pensamiento.
-Menel estás bien?-preguntó Argent al ver que se había detenido.
-Si…solo pensaba-y antes de que el preguntara en qué le expuso sus inquietudes.
-Un druida de los kaldorei…
-Uff si pero no mi padre!!-dijo ella entrando en pánico.
-Encontraremos a alguien seguro,no te preocupes.
Argent siempre tenía esa tranquilidad y el tono de voz que hacía que todas sus dudas y sus miedos se disipasen al escucharlo.
El día fue pasando entre compras y paseos,era tan agradable poder salir de Cuna y pasear tranquilos sin parecer dos traidores ni fugitivos,solo dos enamorados.Dalaran seguía manteniendo esa neutralidad de antes del inicio de esa absurda guerra.
El día había pasado más rápido de lo que hubieran querido pero el sol se ponía ya,despidiéndose de la ciudad violeta.
Caminaron sin prisa hasta el Salón Juego de Manos.Al entrar miraron a su alrededor.Menel no había visto al cazador de demonios antes pero supo que era él cuando lo vió sentado en una mesa apartada con tres jarras de cerveza.
Quizás eran para el sólo,aunque no era probable,pero en todo caso en su estado y desconfiando del extraño no tocaría ninguna de esas jarras.
Miró a Argent que asintió con la cabeza por respuesta.Y tranquilos pero alerta se sentaron en la mesa con aquel extraño cazador de demonios.

-Y bien…?-preguntó Argent


#3311

Hême había terminado ya una de las cervezas y comenzaba con la segunda cuando percibió un movimiento en la entrada. Allí estaban.
Observó cómo se acercaban a la mesa y se sentaban con cautela.
-¿Y bien…?-preguntó el paladín.
-Buenas noches.-saludó el cazador de demonios.- Tenéis ya una respuesta, me imagino. Si tenéis alguna duda no dudéis en preguntar.-dijo el Illidari mirando directamente a la sacerdotisa.- ¿Cómo va el embarazo?- añadió con curiosidad.


(Menelwie) #3312

Bien gracias-respondió con desconfianza-Elune y Belore velan por nuestros hijos,
pero no hemos venido a hablar de ellos,lo que el futuro les depara aun está muy lejano.
-Sin embargo…-continuó Argent-el presente es más preocupante.Al igual que tú nosotros también tenemos pruebas y la certeza que la Reina de los nagas y N´zoth no tardarán en alzarse.
-Y lo que es más preocupante-continuó la sacerdotisa-nos van a sorprender en medio de una guerra que está llevando a la aniquilación entre los nuestros,por no hablar de lo vulnerable al vacío que podría ser la titan de nuestro mundo herida.
-La cosa no pinta bien-continuó Argent al ver que su amada se quedaba pensativa con lo de la titan-que has descubierto y cuales son tus planes?

PD: no se me olvida que te querías comer a mis bebes Hême ¬¬


#3313

Esperó pacientemente a que la singular pareja terminara de hablar.
-Mi equipo ha descubierto que últimamente los nagas están más agresivos de lo normal, que están más inquietos.-dijo Hême.- Y además mis espías parecen haberse dado cuenta de que están sedientos de maná y que buscan desesperadamente una fuente de poder. Por eso pensamos que Azshara está despertando.
-¿Y cuáles son tus planes?-preguntó de nuevo el paladín.
-Mi intención es formar un pequeño grupo de élite para que llegado el momento podamos derrotar a la otrora reina kaldorei.-dijo Hême.
-Me imagino que queréis saber con quién os estáis aliando, así que os informaré. Mi equipo actual está formado por mí, mi hermano Karyesus, un brujo; un goblin mago llamado Zanrek y mi otro hermano Kranem, un caballero de la muerte. Aunque a este último no lo veréis mucho, ya que sólo nos ayudará si la cosa se pone fea.-siguió el cazador de demonios.-Por cierto, a Kranem creo que ya le conocéis…- añadió con un guiño.

PD: bueno Menel, eso era antes… aunque si me los ofreces no los rechazo


#3314

Por cierto, necesito saber si hemos acabado la “reunión” para dar el próximo paso.


(Hæyhæ) #3315

Un grupo de psicópatas y una pareja de lo más dispar, a ésto solo le faltaba las hermanas kaldorei para que explote xD


(Eilyria) #3316

:thinking: Y a mí, ¿dónde me metes?

Heil, mein Führer de la ortografía. :smiling_imp:


(Hæyhæ) #3317

Tu de momento estás a tu bola, tampoco me he incluído a mi ni a mi grupo de idos de olla xD

¡Ups! No sé qué me pasa últimamente, pero tengo una dislexia grave con el teclado… u.u Corregido, gracias por el aviso.


#3318

Pero si nosotros estamos perfectamente de la azotea, no sé qué dices… Hême hace señas frenéticamente a su equipo para que escondan los cadáveres descuartizados


(Menelwie) #3319

La sacerdotisa levantó la ceja. Así que la sorpresa del día anterior a la hora del desayuno había sido cosa de su hermano.
-Por Elune!! - se dijo-donde se estaban metiendo?
Intentó analizar la situación con frialdad. Las cosas no estaban como para prescindir de aliados pero aquello era…
Un cazador de demonios que había dejado una cabeza de kaldorei en su cama, su hermano el caballero de la muerte que les había enviado un montón de necrofagos para desayunar destrozando su hogar por segunda vez… Aquello era demencial cuanto menos.
Miró a Argent, la mirada de su paladín expresaba la misma furia contenida.

Así que antes de que se provocase una pelea en medio de una taberna de Dalaran que hubiera terminado con la guardia del kirin tor allí Menel le espetó una pregunta al cazador de demonios…

-Porque deberíamos fiarnos de ti y los tuyos tras atacar nuestro hogar y a nosotros en dos ocasiones?


#3320

Con las hermanas esto no habría pasado… me vuelvo a la tumba…


#3321

La sacerdotisa parecía realmente enfadada, y el paladín no se quedaba atrás. Antes de que las cosas se descontrolaran, la sacerdotisa tomó la palabra.
-¿Por qué deberíamos fiarnos de ti y los tuyos tras atacar nuestro hogar y a nosotros en dos ocasiones?-le espetó furiosa.
-No me hago cargo de lo que haga mi hermano, él va por su cuenta. Sin embargo, los asuntos que nos ocupan son demasiado importantes como para dejarnos llevar por la ira y el rencor, no os parece?-dijo el cazador de demonios con calma mientras apuraba la tercera cerveza.-En estos días aciagos, no hay que prescindir tan a la ligera de posibles aliados. Si quieres aclarar lo de los necrófagos, habla con mi hermano. Yo por mi parte me disculpo, ya que en esos días la situación era distinta.
Hême aguardó a que alguno de los dos le contestara, y mientras tanto pidió otra ronda de cervezas.


(Eilyria) #3322

Eilyria le pone una enorme piedra encima del ataúd para que no vuelva a salir.


(Menelwie) #3327

Menel y Argent se miraron,se entendían sin hablar y ambos asintieron despacio. Desgraciadamente aquel cazador de demonios tenía razón.No podían prescindir de aliados,pero seguían desconfiando de él. Bien podría traicionarlos,o matarlos por la espalda,pero Azshara en ese momento era una amenaza mayor que el grupo del cazador de demonios.
Ellos tampoco estaban solos,Soul,Winter,Xhakraes,Ahzura,Dawn,algunos sacerdotes de su sede de clase,y hasta el propio Romuul con el Vindicaar si era necesario, y el Profeta Velen daba su aprobación, los ayudarían contra su ex-reina,y esperaban contar con la ayuda de Eilyria y sus primas llegado el momento.Pero esa información era algo que no pensaba compartir con el cazador de demonios,al menos no de momento.Si creía que podría jugársela estaba muy equivocado.

Pensó con tristeza un segundo en que le hubiera gustado tener a su lado a las dos singulares hermanas kaldorei,si bien Eleanna y Ardeniel habían tenido sus diferencias con ella sabía lo buenas que ambas eran en combate y estaba segura de que ambas querrían justicia,o en su caso venganza por lo que Aszhara le había hecho a su pueblo cuando pactó con Sargeras. Un Elune Adore hermanas pasó por su mente.

Volvió a centrarse en la conversación.Argent y el cazador de demonios compartían información sobre sus descubrimientos sobre los nagas.

Esperó a que terminaran y cuando ambos la miraron dirigiendo una mirada de conformidad con su amado se giró hacía el extraño y le dijo.

-Supongo que no nos queda más remedio que confiar en ti.Pero no intentes jugárnosla-dijo en tono serio-por cierto haría las pertinentes presentaciones pero tengo claro que nos conoces,sin embargo nosotros no tenemos el gusto.Tu nombre es…?


(Menelwie) #3328

Psst ya te digo,a una le dejo la rama de Teldrassil,a la otra mi collar de sacerdotisa de Elune y andan por ahí de paseo…


(Argentsoul) #3329

¿Porque tengo la sensación de que me van a volver a meter en un lio?
Más vale,que poco a poco y sin hacer mucho ruido,he ido preparándome para lo que pueda venir…
¿Os ha contado mi cuñada,como hemos ido limpiando Arathi?
Al final,ha conseguido ese simpático sable que tanto quería…hermanito…
¡A ver si aprendes!
dicho esto,el veterano,vuelve al segundo plano


#3330

Al ver cómo se miraba la pareja, sonrió para sí con satisfacción.
El paladín llamó su atención y comenzaron a compartir datos sobre los nagas, hasta que la sacerdotisa tomó la palabra.
-Supongo que no nos queda más remedio que confiar en ti.Pero no intentes jugárnosla.-dijo la sacerdotisa en tono serio-Por cierto, haría las pertinentes presentaciones pero tengo claro que nos conoces,sin embargo nosotros no tenemos el gusto.Tu nombre es…?
-Mi nombre es Hême, aunque mi nombre de nacimiento es Limether Sangresol. Encantado de conoceros…- se presentó el Illidari- oficialmente.- añadió con un guiño de complicidad.