Nekare, Hermandad de rol aventurero, civil y militar


#1

Todo empezó con una guerra, esa estúpida y trágica guerra que estaba asolando Azeroth de norte a sur, y de este a oeste. La guerra llamó a cada hogar, y el condado Blackwater no fue una excepción, las tierras fronterizas, Argénteos, estaban en disputa, y se requería de hombres y suministros para poder tomarlas. Muchos hombres fueron enviados, de casi todos los puestos fieles a la Alianza de esas tierras, la mayoría de los hombres enviados por Blackwater eran, voluntarios o guardias locales puesto que no poseían ninguna fuerza digna de llamarse ejército. Muchos de los hombres del condado lucharon en la batalla, y muchos no regresaron.
Famílias quedaron devastadas, amigos y amantes con el corazón roto, la guardia mermada, y puestos de trabajo importantes vacíos. La criminalidad y el hambre se extendió por el condado, sembrando miedo y duda en el corazón de muchos. La revuelta estalló. Fueron días oscuros para todos, incluso para los hambrientos civiles, que veían como aquella rebelión les causaba más daño aún y eran reprimidos por aquellos más fanáticos a la causa. Los líderes discutían y planeaban día y noche como poder recuperar el órden y la seguridad dentro de sus fronteras, se dió un discurso, y fracasó, se pidió ayuda a gobernantes cercanos a sus tierras, otro plan que salió de la forma más horrenda posible, trataron de sofocar la revuelta día y noche, rescatar civiles y conseguir comida, pero aquellos más fanáticos no cesaban, hasta que la suerte les sonrió.
El hombre que se había alzado para ser el nuevo líder fue localizado, y encontrado. Se escondía en el bosque, lejos del peligro, arrepentido por las acciones de los más fanáticos, su plan no había salido como esperaba, sollozó y pidió disculpas hasta el momento de su ejecución, con él murió la rebelión, la cabeza fue cortada y el cuerpo se desplomó. La paz había regresado, y la Dama Salvaje, la líder, prometió arreglar todos los desastres y daños, juró que no permitiría que otra tragedía como esa asolara el condado de nuevo.
Todo fue bien desde ese momento, todo era alegría y felicidad, pero las dudas empezaron a brotar en la mente de la Dama Salvaje, ¿Por qué nos hacíamos llamar condado si no teníamos conde? ¿Por qué éramos los Blackwater si no nos gobernaba nadie de esa família? ¿Qué éramos?
Y finalmente dio con la respuesta, éramos una manada, una manada que aullaba a la luna cada noche, y seguríamos siéndolo hasta el fin de los días.


Recopilación de relatos de la comunidad
(Näi) #2

La fuerza de la manada está en el lobo, y la fuerza del lobo está en la manada :wink:


#3

Seguimos con reclutes abiertos para huargens, humanos y elfos de la noche pero para los primeros especialmente.

Contacto ingame con Sarela-Los Errantes y Khalganard-Los Errantes


(Khalganard) #4

¡Buenas! Después de estar un buen tiempo de descanso y sin rol, volvemos oficialmente como antaño.
Los reclutes estarán abiertos para todo aquel rolero con ganas de disfrutar de nuestro ambiente, serán bienvenidos huargen, humanos y elfos de la noche.
Contactar por battle : LaGracil#2507 o ingame : Sarela-Los Errantes, Khalganard-Los Errantes


(Alandiel) #5

Mucha suerte con el proyecto! tiene muy buena pinta.


#6

Muchas gracias Alandiel <3 esperamos que poco a poco vayamos creciendo tras nuestro regreso.


#7

Comunicamos que actualmente y hasta dentro de un tiempo (indefinido) nuestros hombres se encontrarán por las tierras de Rasganorte.

-Los reclutes permanecerán abiertos con previa entrevista en alguno de los puntos que éstos frecuenten.

Contacto : Lagracil#2507
Sarela-Los Errantes, Khalganard-Los Errantes